Aromasensia®
  -   b  e  l  l  e  z  a     n  a  t  u  r  a  l   -
 




Like Us On:

Aceites Esenciales

Qué son los aceites esenciales? Los aceites esenciales son las substancias aromáticas que dan el aroma característico a muchas plantas. Son obtenidos mediante destilación por vapor o por un proceso de presión.


Cual es su uso? Los aceites esenciales han sido empleados desde antaño para tratar diversos problemas y afecciones. Los métodos de extracción fueron puestos en práctica primero por los Egipcios y los Persas, los cuales hicieron amplio uso de los aceites esenciales entonces conocidos. Aunque su uso decayó mucho, desde finales del siglo XIX hasta ahora, el uso de aceites esenciales ha aumentado considerablemente, siendo su uso muy extendido hoy en día. La aromaterapia tradicional emplea los aceites esenciales mediante masajes relajantes, mientras que la aromacología intenta crear asociaciones entre emociones y aromas.


Cómo se emplean? Los aceites esenciales, debido a su potencia y naturaleza, jamás deben ser ingeridos directamente. Deben emplearse externamente, diluidos o bien en el agua de la bañera, en aceites corporales, de masaje, o vaporizados en quemadores de aceite. Para evitar su deterioro es conveniente mantenerlos en un sitio fresco y alejado del sol. Sólo deben emplearse aceites esenciales naturales puros, ya que aromas y otras substancias sintéticas carecen de efecto.


Albahaca*: Ocimum basilicum - Aroma claro, dulce y ligeramente picante. Tónico vigorizante, aclara la mente y promueve la concentración, especialmente en momentos de cansancio. Ideal para acentuar los sentidos.


Alcanfor*: Cinnamomun camphora – Aroma muy penetrante, fresco y limpio. Refresca y alivia inflamaciones; efectivo en compresas frías para tratar contusiones y esguinces. Beneficioso para la piel grasa. Combina bien con el aceite de Cajeput.


Anis*: Pimpinella anisum – Aroma, parecido al regaliz, estimulante y cálido. Es útil para aclarar la mente así como para aliviar picores. Tiene una cierta actividad cómo repelente contra insectos. Combina bién con la mandarina.


Arbol de Té*: Melaleuca alternifolia – Antiséptico muy potente, es ideal para ser vaporizado, en particular durante los meses invernales. Excelente desinfectante de la piel, ayuda a combatir los malos olores corporales. De acción insecticida, puede ser empleado para eliminar pulgas mediante aplicación del aceite esencial puro sobre el collar.


Bergamota: Citrus bergamia - Aroma ligero y refrescante, similar a la naranja o el limón, con tonos florales. Excelente para la ansiedad, depresión y tensión nerviosa. Evítese la exposción a la luz del sol directa después de su empleo. Combina bien con geráneo, junípero y lavanda.


Canela*: Cinnamomun zeylanicum – Olor picante, estimulante y cálido. Ideal para perfcumar, combina bién con la naranja y el clavo.


Cajeput*: Melaleuca cajuputi – Olor alcanforado penetrante similar al eucalipto. Muy útil durante los meses invernales por sus propiedades descongestionantes.


Cedro: Cedrus sp. – Aroma amaderado. De acción calmante, alivia la tensión y los estados de ansiedad. Combina con el aceite esencial de romero.


Ciprés*: Cupressus sempervirens – Aroma refrescante. Astringente y desodorante, es a menudo empleado como aftershave y para el olor de piés. Útil contra la celulítis. Alivia algunos síntomas de la menopausia.


Citronela: Cymbopogon nardus – Aroma dulce, cítrico. Antidepresivo, tambien se ha usado tradicionalmente como repelente contra insectos. Combina bién con el eucalipto.


Clavo*: Eugenia caryophyllata - Aroma cálido y picante como la canela. Excelente como antiséptico oral. Repelente de insectos.


Enebro: Juniperus communis - Claro y refrescante aroma, ligeramente leñoso. Antiséptico y astringente, ideal para piel grasa. Diurético y desintoxicante, es eficaz y beneficioso para el sistema digestivo. Añádase al aceite

de masaje o ponga unas gotas en el agua de baño para combatir la celulitis. Añádase al champú para masajear el cuero cabelludo y promover un pelo sano y fuerte. Combina bien con pomelo, geraneo y romero.


Eucalipto: Eucalyptus globulus – Potente antiséptico, este aceite esencial ha sido tradicionalmente usado durante los meses de invierno por su penetrante aroma. Se puede usar tanto en quemadores de aceite como mezclado con aceites de masaje para descongestionar las vías respiratorias. Ideal para deportistas.


Gengibre*: Zingiber officinalis – Aroma cálido y picante. Tradicionalmente usado en la medicina China para tratar el exceso de humedad, por lo que su uso en invierno es muy recomendable. Útil como tónico muscular.


Geranio: Pelargonium graveolens – Aceite refrescante, ligeramente herbáceo, muy usado en perfumería por su agradable aroma floral. De efecto equilibrante sobre la mente y el cuerpo, tiene un excelente efecto sobre la piel, siendo su uso recomendable para el cuidado diario de la piel y contra la celulitis. Puede ser usado en combinación con otros aceites en fórmulas repelentes contra insectos.


Hinojo dulce*: Foeniculum vulgare – Aceite detoxificante, mejora la circulación, ayudando a combatir la celulitis y el exceso de peso.


Junípero: Juniperus virginiana– Aroma cálido y relajante, reminiscente al sándalo. Aceite esencial de larga tradición, es usado frecuentemente como fijador en la perfumería. Útil para tratar piel grasa y cuero cabelludo irritado. Repelente natural contra las polillas.


Lavanda: Lavandula angustifolia – El más suave pero a la vez, el más eficaz de los aceites esenciales, puede ser usado como antiséptico. Excelente para el cuidado de la piel. Restorativo, ayuda a conciliar el sueño.


Limón: Citrus limon – Refrescante, combina bien con otros aceites. Útil para aclarar el cabello y la piel manchada. Tónico para acondicionar uñas y cutículas. Repelente contra insectos. Obtenido mediante presión en frío de la piel del fruto.


Lemongras*: Cymbopogon citratus – Olor refrescante, intenso y dulce a limón. Excelente contra los olores, alivia pies cansados y sudorosos. Así mismo se puede emplear para tratar pelo graso.


Mandarina: Citrus reticulata – Conocido por su suave acción calmante, es recomendable para gente de constitución frágil. Añadido al aceite de masaje, ayuda a prevenir estrías. Obtenido de la piel del fruto mediante presión en frío.


Menta*: Mentha piperita – Aroma penetrante y aclarante, es ideal para viajes gracias a su acción estimulante. Su acción refrescante sobre la piel lo hacen ideal para tratar pies sudorosos y para deportistas.


Naranja dulce: Citrus sinensis – Relajante y euforizante, aroma cálido. Ayuda a conciliar el sueño. Añádase al agua de baño o en un quemador de aceite. Combina bien con otros aceites.


Orégano: Origanum vulgare – Aroma entre herbáceo y amaderado, pero ligeramente picante. También conocido como la “mejorana salvaje” es beneficioso para las vías respiratorias.


Palmarosa: Cymbopogon martinii – También conocido como “Geranio Indio”, es un aceite excelente para el cuidado de la piel, ayudando a mantenerla hidratada. Ideal para momentos difíciles.


Pachuli: Pogostemom pachouli - Aceite con aroma almizclado, picante y exótico. Ayuda a prevenir la piel seca y áspera. El aroma terroso sensual previene el apetito por lo que es útil como refuerzo en dietas de control de peso. Combina bien con lavanda, jengibre, bergamota o geráneo.


Pino: Pinus sylvestris – Aclarante y desodorizante. Excelente como ambientador y antiséptico. Se destila de las agujas.


Pomelo: Citrus paradisi – Refrescante y restorativo, ayuda a concentrarse durante momentos de confusión. Buen tónico capilar, también es empleado para el cuidado de la piel an cremas y jabones. Se obtiene mediante presión en frío de la piel del fruto.


Romero*: Rosmarinus officinalis – El más estimulante de todos los aceites.Reanima y ayuda a concentrar la memoria y aclarar la mente. Unas gotas en un quemador de aceite ayudan a combatir la fatiga y aclarar un ambiente cargado. Muy útil como tónico capilar y muscular. Recomendable para deportistas.


Salvia*: Salvia officinalis – Herbáceo y refrescante, su aroma puede llegar a ser penetrante. Útil para aliviar algunos problemas de la piel tal como úlceras pequeñas.


Tea Tree: Arbol de Té*: Melaleuca alternifolia – Antiséptico muy potente, es ideal para ser vaporizado, en particular durante los meses invernales. Excelente desinfectante de la piel, ayuda a combatir los malos olores corporales. De acción insecticida, puede ser empleado para eliminar pulgas mediante aplicación del aceite esencial puro sobre el collar.


Thuja**: Thuja occidentalis – Aroma alcanforado con un toque de frutas. Es muy útil contra los callos y/o los juanetes. Debido a su alto contenido en tuyona, sólo debe ser usado diluído en los pies.


Tomillo*: Thymus vulgaris – Aroma herbáceo fuerte. Fuente original del timol, es uno de los aceites antisépticos más potentes, por lo que su uso debe ser en quemadores o diluído (aceites vegetales, agua del baño, etc.). Muy útil para tratar caspa y otros problemas capilares. Combina bien con el árbol de Té.


Ylang Ylang: Cananga odorata – Llamada la “Flor de las Flores”, este dulce y exótico aceite a sido usado durante muchos años por sus propiedades sensuales. Relajante y calmante durante momentos de estrés. Ideal para el cuidado de pieles secas y pelo dañado. Combina bien con el limón.


Precauciones sobre el uso de aceites esenciales:

- No se recomienda el consumo interno de los aceites esenciales, en particular sin diluir, a no ser que sea bajo supervisión profesional. Algunos aceites son de uso exclusivamente externo (**). Se debe consultar con el médico antes de usar aceites esenciales puros sobre mujeres embarazadas y niños menores de tres años.

- Se recomienda que los aceites esenciales que se usen sobre la piel estén diluídos o bién en algún aceite vegetal de buena penetración (i.e. almendras, pepitas de uva, germen de arroz, aguacate, etc.) o bién añadidos al agua del baño.

- Los aceites esenciales se pueden usar o bien por separado o en combinación, pero la concentración jamás debe exceder el 5%.

- Mantener los aceites esenciales en lugar fresco y seco y fuera del alcance de los niños.

- Ciertos aceites pueden causar irritación y/o sensibilización de la piel, y deben usarse en diluciones menores 1-2% (*).Algunos aceites deben usarse con mayor precaución (**).

- Ciertos aceites esenciales, y en particular los cítricos, reaccionan con la luz solar. Por ello es recomendable usarlos por la noche. (a excepción de su uso en champús y jabones).

- En caso de ingestión accidental excesiva o de aceites de uso externo, no induzca el vómito. Beba medio litro de agua y acuda al médico.

-Evítese el contacto de aceites esenciales cerca de los ojos o las mucosas. Si esto ocurriera lave con abundante agua. Si las molestias persistieran después de 10 minutos acuda al médico.